AMENAZAS Y VIOLENCIA POLÍTICA SE VIVEN EN EL OGAIPO

0 80

Agencias Oaxaca

La libertad de expresión es un Derecho Humano garantizado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y diversos Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos, signados por México, ratificados por el Senado y que forman parte importante del Estado de Derecho en que debe vivir una sociedad civilizada y democrática.

La única limitante a esta libertad consiste en no dañar la de los demás, su honra, su familia, su prestigio y su patrimonio pecuniario y moral.

En Oaxaca, la frase “el derecho al respeto ajeno es la paz”, es de culminanteimportancia.

El 13 de julio de 2023, ocurrió un hecho vergonzoso en la sesión ordinaria del OGAIPO, cuando en la resolución de los asuntos generales, casi al finalizar la misma, las Comisionadas Xóchilt Elizabeth Méndez Sánchez y María Tanivet Ramos Reyes, en un imprudente uso de la palabra, acusaron a título personal al también Comisionado José Luis Echeverría Morales, con delaciones de “acoso laboral por género”, pero sin mostrar pruebas ni argumentos administrativos o jurídicos.

Es de todos sabido que quien acusa está obligado a probar.

Una acusación sin fundamento, además de ilegal, resultainmoral, constituye la comisión de diversos delitos, entre los cuales se actualizan el de amenazas y violencia política a que se refieren los artículos 264 fracción I y 412 TER Y 412 QUARTER del Código Penal del Estado y, por tanto, con motivo de dichas conductas, el afectado ha interpuesto la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, para que en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales,inicie la carpeta de investigación correspondiente.

En la forma, el inadecuado actuar de las citadas comisionadas Xóchilt Elizabeth Méndez Sánchez y María Tanivet Ramos Reyes, tiene mucho de arrebatado y trompicado, pero poco de racional.

En el fondo, se trata de un accionar político influenciado por el ambiente crispado con motivo de los próximos comicios internos, Federales y Locales y que paralelamente, se ubica en el contexto de la posible y previsible desaparición del OGAIPO, en atención a la tendencia nacional externa, que se esmera en la desaparición y ataque a las Instituciones y organismos autónomos que se remiten al fortalecimiento del Estado de Derecho.

Existen fuerzas políticas que tratan de dañar la imagen y fracturar la estabilidad y funcionamiento del OGAIPO.Como una Institución con elevada autoridad moral, reconocida, y que se ve brutalmente mermada por la manipulación de grupos facciosos en su desmedida ambición política con fines electorales y su exasperante necesidad de congraciarse con el titular del ejecutivo estatal.

En el OGAIPO se debería privilegiar la legalidad sobre los intereses de grupos o actores políticos. Se debería anteponer el Estado de Derecho sobre acusaciones francamente temerarias, sin fundamento, sin antecedentes y que se inscriben en el ominoso uso del poder y la ambición como postillón.

¿Se recurrirá al Juicio Político ante la Instancia correspondiente, para que se prive de los escudos políticos a las Comisionadas Xóchilt Elizabeth Méndez Sánchez yMaría Tanivet Ramos Reyes, amén de que ya se ha procedido judicialmente en su contra, por los probablesdelitos cometidos? Es muy posible, no obstante, lo que sí es seguro es que resulta vergonzoso que, en la tierra de Benito Juárez, aún se confabulen personajes para afectar Instituciones que defienden como gato boca arriba, a la transparencia en el actuar de las autoridades y al derecho humano de conocer la información que de ese actuar se emana.

No puede alguien escudarse y abusar de su condición de mujer para ese tipo de excesos, ni para golpeteo político; el género no es patente de corso, ni salvoconducto para la impunidad. Oaxaca debería ser ejemplo nacional del respeto al derecho ajeno, tristemente, en casa del herrero…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!