DIPUTADOS FEDERALES, LA FLOJERA SE DISPUTA EN SAN LÁZARO

0 182

En su primer año de ejercicio, los diputados federales por Oaxaca de los diferentes partidos políticos registraron una eficiencia de apenas el 20 por ciento respecto del número de iniciativas presentadas y aprobadas. De 254 iniciativas presentadas por este conjunto de legisladores federales, solamente se aprobaron 51.

Cada legislador federal, en promedio, apenas logró en promedio que se aprobaran tres iniciativas y todas ellas, gracias a que fueron presentadas como grupo parlamentario y no de manera individual. Principalmente, en las iniciativas de los diputados federales de Morena por el estado de Oaxaca, ya sea de mayoría relativa o plurinominal.

Los datos presentados son en términos generales, porque en el detalle se observa que en el caso de algunos diputados federales que registran algunas iniciativas aprobadas, resulta que fue porque las iniciativas se presentaron como fracción parlamentaria o porque se adhirieron a la iniciativa de otro diputado.

En la Cámara de Diputados Federal participan en total 17 diputados por Oaxaca, 10 de mayoría relativa y siete por la vía de representación proporcional correspondientes a la Circunscripción 3.

Morena tiene siete diputados oaxaqueños por mayoría relativa y cinco plurinominales, PRI tiene un plurinominal, PVEM uno por mayoría relativa, y el PT tiene dos por mayoría relativa y uno por la vía plurinominal.

Por partido político, los legisladores de Morena por Oaxaca tuvieron una eficiencia del 27.6 por ciento porque de un total de 152 iniciativas presentadas, les fueron aprobadas 42 y 36 de estas últimas se presentaron como grupo parlamentario conformado por un total de 200 diputados; es decir, que sin haber participado en las iniciativas presentadas como bancada, las iniciativas aprobadas serían una en promedio por cada diputado federal por Oaxaca.

En eficiencia le sigue el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) que únicamente tiene un legislador por Oaxaca, José Antonio Estefan Gillesen, quien presentó un total de 14 iniciativas pero únicamente logró que se aprobaran tres; cifra que representa el 21.4 por ciento.

Después le sigue el PRI que cuenta con una diputada plurinominal, Eufrosina Cruz Mendoza, que según el registro del Congreso de la Unión, presentó 27 iniciativas – la mayoría de ellas como fracción parlamentaria priista – y únicamente le aprobaron cinco; una eficiencia del 18.5 por ciento.

Irma Juan Carlos del partido Morena, es la diputada federal con la mayor eficiencia porque de sus iniciativas presentadas alcanzó que le aprobaran un total de seis. Le siguen los diputados Carol Antonio Altamirano, Armando Contreras Castillo y Ángel Domínguez Escobar, que suman cuatro iniciativas aprobadas cada uno.

Después están – también de Morena – Irán Santiago Manuel, Beatriz Dominga Pérez López, Daniel Gutiérrez Gutiérrez, Zeus García Sandoval, Rosalinda Domínguez Flores y María del Carmen Bautista Pérez, con tres iniciativas aprobadas cada uno. Y finalmente Alfredo Aurelio González Cruz, a quien le aprobaron dos iniciativas.

Entre las iniciativas aprobadas, destaca la de la diputada Irma Juan Carlos quien propuso adicionar el inducir al suicidio, cuando haya razones de género, al delito de feminicidio. Esta reforma se realizó al Código Nacional de Procedimientos Penales, la Ley Nacional de Ejecución Penal y el Código Penal Federal, que.

También con la iniciativa de la diputada oaxaqueña se estableció procedente la prisión preventiva oficiosa para los casos de feminicidio en grado de tentativa punible; establecer que será improcedente la libertad condicionada, la libertad anticipada, la libertad preparatoria y la sustitución de la pena para los casos de feminicidio consumado o en grado de tentativa punible; y establecer una pena especial para los casos de feminicidio en grado de tentativa punible, la cual no podrá ser menor a la mitad y podrá llegar hasta las dos terceras partes de la sanción máxima prevista para el delito consumado.

Así como garantizar el derecho humano de acceso a la justicia y reparación del daño en favor de las víctimas indirectas en el caso de feminicidio consumado y en favor de las víctimas en el caso de tentativa punible.

También la iniciativa a la cual se adhirió Carol Antonio Altamirano, que se establece como derechos de los partidos políticos el poder renunciar parcialmente, y en su caso devolver, en cualquier tiempo, su financiamiento para actividades ordinarias permanentes, en el caso de catástrofes sufridas en territorio nacional por sismos, fenómenos meteorológicos, plagas o epidemias, entre otros. Esto, siempre que no se vea afectado el cumplimiento de dichas actividades y prevalezca en su financiamiento los recursos públicos sobre los de origen privado.

Además de la devolución de recursos correspondientes a financiamiento para actividades ordinarias permanentes de los partidos políticos también será aplicable tratándose de remanentes del ejercicio respecto de este tipo de financiamiento.

Esa reforma aprobada también establece que los recursos deberán reintegrarse a la Tesorería de la Federación por acuerdo del Consejo General de la autoridad electoral, cuando no hayan sido entregados a los partidos políticos y a solicitud del Comité Ejecutivo Nacional o instancia equivalente que ostente la representación legal del partido. No constituirá una falta la renuncia o devolución del financiamiento público que en su caso realicen los partidos políticos.

Diputados federales de Oaxaca, la flojera se disfruta en San Lázaro

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!