El día en que un comandante de la Policía Estatal perdió el ojo

0 560

Floriberto Santos

A San Dionisio del Mar no llegó otra autoridad más que el Secretario de Seguridad Pública, #JoséRaymundoTuñónJauregui, para que le entregaran a un trabajador del #IEEPCO y no lo quemaran como era la amenaza; sin embargo para esa hora un comandante de la Policía Estatal ya era trasladado al hospital de Oaxaca, donde lamentablemente se indicó perdería un ojo a causa de un objeto que gente, presuntamente azuzada por #FlavioSosa, le lanzó en un intento de diálogo.

Un agente del Ministerio Público tomará la declaración del comandante para integrar la carpeta de investigación en contra de los autores materiales e intelectuales de esta agresión, algunos plenamente identificados.

En el recuento de los daños, se tiene que hasta el momento seis policías resultaron lesionados y cinco vehículos dañados, uno de ellos  totalmente siniestrado.

Ese domingo, cuando se realizaría una jornada electoral extraordinaria en esta localidad del #IstmodeTehuantepec, personas desconocidas despojaron de las boletas electorales al presidente de la mesa directiva de una casilla en #SanDionisiodelMar.

Enseguida, un trabajador del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO) se desplazó al lugar a bordo de una camioneta con la paquetería de reposición.

Atrás de esta unidad de motor, la resguardaba otra de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) con un comandante a cargo.

En la entrada del pueblo, donde supuestamente había gente armada, lo interceptaron varios integrantes de la llamada Asamblea Popular de Pueblos de San Dionisio del Mar para volver a despojarlo de la paquetería.

Cumpliendo con una de sus misiones como el de proteger al servidor público, el comandante de la Policía Estatal descendió para dialogar y se interpuso entre la camioneta del #IEEPCO y la gente instigada.

Conversaban tranquilamente cuando alguien le lanzó al jefe policiaco un ladrillo causándole graves daños en un ojo.

Hubo órdenes de un líder para que su gente se replegara, mientras retenían al trabajador y aseguraban la camioneta oficial.

El vehículo fue incendiado y el trabajador trasladado a la cárcel municipal con la amenaza de quemarlo.

Algunos funcionarios de gobierno aconsejaban que la fuerza pública ingresara, pero alguien de la SSPO consideró que sería una masacre y optaron por continuar con el diálogo.

De acuerdo con la fuente, alguien que sabía que todo estaba en manos de Flavio Sosa, le habló telefónicamente para que calmara a su gente y no incurriera en tal barbarie.

Negociado el asunto, de esta manera los ánimos se tranquilizaron y se permitió el acceso al titular de la SSPO para que se le entregara al retenido, mientras tanto, un comandante de muchos años de servicio operativo fue lesionado para toda su vida.

Por los hechos violentos en la elección extraordinaria de San Dionisio del Mar, Oaxaca, el IEEPCO canceló la jornada electoral.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!